ANTES DEL TRIBUTO VERDE, POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL

Ante el anuncio de aplicar una nueva fiscalidad ambiental en las Islas Canarias, cuya recaudación seria destinada a paliar la huella de carbono en el turismo, la movilidad terrestre, la gestión de residuos, o el ciclo de aguas, realizado por el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno Regional, Román Rodríguez, este Fisgón se hace eco de un artículo aparecido hoy en el periódico El Día.

El articulo expone que a pesar de ser una medida polémica, va en la línea de “fiscalidad verde” que se esta imponiendo en los diferentes programas de acción contra el cambio climático y es coherente con la declaración de emergencia climática de Canarias que aprobó el Parlamento Regional en enero del presente año. Y desde luego sigue los pasos de las nuevas directrices de la UE para la elaboración de los presupuestos comunitarios para el periodo 2021-2027, en los que las políticas medioambientales son una prioridad a través del llamado Pacto Verde Europeo; la Estrategia 2030 de la ONU; o la ley de Cambio Climático y Transición Ecológica que prepara el Gobierno de España.

Distintos informes de expertos y de organismos señalan con claridad que esta es una de las grandes reformas pendientes en España, donde los tributos que se han puesto en marcha bajo la etiqueta de medioambiental no definen ni se vinculan de manera directa a las acciones ambientales negativas, sin un alcance espacial adecuado, y sin incidir en las medidas correctoras necesarias. Este es uno de los asuntos que debe resolver el Gobierno de Canarias a la hora de concretar su futuro ‘tributo verde’.

Canarias ofrece además circunstancias concretas que inciden en el debate sobre la fiscalidad verde y en general sobre las políticas de sostenibilidad medioambiental. Porque antes de plantear ese futuro tributo sobre las actividades que contribuyen a la emisión de gases contaminantes quizá podría ponerse más empeño, recursos y actuaciones en reducir esas emisiones. Se evitaría así la paradoja de que se gravan fiscalmente actividades que inciden en la crisis medioambiental sin tratar antes de actuar sobre ellas.

Antes del impuesto verde, la política verde. Así, Canarias sigue explotando en su mayoría fuentes contaminantes para la generación de energía eléctrica y con una baja, aún, penetración de las energías limpias. En el transporte se continúa aún sin un plan claro de movilidad terrestre que acabe con el vehículo privado como dueño y señor del escenario, y sin resolver los grandes atascos y colapsos de tráfico en las capitales canarias. Y aún está sin abordar una verdadera planificación estratégica para afrontar el transporte público y el acceso a las capitales.

Para leer el articulo completo, pincha aquí:https://www.eldia.es/opinion/2020/02/16/tributo-verde-politica-medioambiental/1051807.html

Autoría: Antonio Tárraga.

Fuente: Periódico El Día.

Publicado por elfisgondeanaga

Intereses en ecología y medioambiente.

One thought on “ANTES DEL TRIBUTO VERDE, POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: