Destacada

Abriendo camino

Somos un grupo de personas interesadas por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente, por nuestra tierra, nuestro mar y, en definitiva, por nuestro planeta. Esperamos que con nuestros artículos y vuestros comentarios podamos crecer como personas y emprender juntos el camino hacia un modo de vida más sostenible.

Den Weg ebnen

Wir sind eine Gruppe von Menschen, die sich für die Natur und den Umweltschutz, unser Land, unser Meer und letztendlich unseren Planeten interessieren. Wir hoffen, dass wir uns mit unseren Artikeln und euren Kommentaren als Menschen entwickeln  und gemeinsam den Weg zu einer nachhaltigeren Lebensweise beschreiten können.

Leading the way

We are a group of people interested in nature and the care of the environment, our land, our sea and, ultimately, our planet. We hope that with our articles and your comments we can grow as people and take the road together towards a more sustainable way of life.

Canarias más verde

Ya hemos hablado de cómo, mientras miles de canarios se encerraban en casa a resguardo del virus y empezaban a ver la vida desde ventanas y balcones, fuera, la naturaleza se tomaba un respiro, dejándonos imágenes insólitas.

Vista del Teide, al atardecer, con las cumbres de La Palma al fondo EFE

Con la desescalada, tras disminuir el estado de alarma por la pandemia, la Agencia EFE ha podido acercase a algunos de nuestros lugares más hermosos, proporcionándonos fotografías como las que mostramos. La imagen del Teide, en Tenerife, durante el confinamiento es similar a cuando se decidió en 1954 declararlo Parque Nacional: un espacio donde la naturaleza crece y vive en soledad.

Un tajinaste rojo, con el volcán detrás, en el Parque Nacional de Las Cañadas del Teide EFE

Se ven halcones, normalmente esquivos, volando por el lugar; pinzones azules moviéndose más allá de su zona de vuelo, los pinares, y bisbitas camineros, pequeños pájaros endémicos de las islas de la Macaronesia al que el confinamiento humano les ha dado confianza para andar a sus anchas por el parque.

Pinzón azul de Tenerife | seo.org

Desde El Fisgón creemos necesario que haya en estos espacios más zonas amplias protegidas, donde las especies menos adaptadas al ser humano puedan vivir con cierta tranquilidad.

Es maravilloso ver cómo se comporta la naturaleza sin zapatos que la pisen

Autora: Carolina Real.

Fuente: eldiario.es.

Renacer

La pandemia del COVID-19 nos está dejando imágenes insólitas en muchos lugares del mundo, entre ellas la de nuestras playas, que han cambiado su imagen habitual de toallas y sombrillas por un rostro más amable, el de nuestra flora autóctona.

Es sorprendente ver cómo la naturaleza se abre paso, osada y casi a hurtadillas de cualquier caminante solitario. Así, es posible encontrarse con ejemplares en los que normalmente no reparamos, auténticos supervivientes de zapatillas, cholas, balones…, de nosotros mismos como personas.

Uno de estos supervivientes tozudos es la Astydamia latifoliauna especie nativa en las Islas Canarias, que suele darse en ambientes costeros y rocosos. Se trata de una planta bianual o perenne, con tallos y hojas carnosas, de color verde claro hasta verde glauco, que se conoce como “lechuga o acelga de mar“, tanto por su apariencia como por crecer en zonas de alta salinidad.

Nominación

Astydamia: género dedicado a la ninfa Astydamia, hija de Oceanus. Tiene sentido, ya que la planta crece en las cercanías del mar.
latifolia: procede del latín latus, que significa “ancho”, y folius, que significa “hoja”, es decir, planta con hojas anchas.

Usos

Es una planta comestible, con alto contenido en Vitamina C. Se dice que los marineros que pasaban por Canarias recalaban en nuestras costas en busca de esta planta para suplir las carencias alimenticias de la dieta pobre que llevaban, debido a que no existían los actuales métodos de conservación de los alimentos. Sus principales compuestos activos son el apiol, la miristicina y los aceites esenciales.

Otro tipos de ejemplares que sumamos a la categoría de “supervivientes” son las especies de Cosco (Mesembryanthemum nodiflorum), que adornan la orilla de nuestras playas. Se trata de una planta pequeña con hojas finas, carnosas y cilíndricas, inicialmente verdes, aunque luego se tornan rojizas. Lo más llamativo de esta planta son sus flores blancas, también muy pequeñas, de tan sólo 1 cm de diámetro, pero francamente preciosas.

Usos y aplicaciones:

Obtención de sosa para elaborar jabón.
Alimento, de sus semillas se elaboraban tortas y sobre todo gofio.

Los campesinos majoreros tradicionalmente la han recolectado  con una doble finalidad. Por un lado servía  como  barrilla que se exportaba para usarse en la fabricación de jabón y para ello los campesinos, una vez seca la planta, la quemaban , compactándose  las cenizas  en lo que se llamaba la piedra de barrilla que se exportaba fundamentalmente a Inglaterra.

Por otro lado, se  recogían  la semillas  de la planta que se utilizaban como alimento fabricándose un gofio , algo salado, pero muy codiciado por sus cualidades nutritivas. Para su elaboración,  una vez seca la planta,  se llevaba a los “lavaderos”, u  oquedades  naturales de las rocas en las costas, donde se removía en el agua marina. Con ello las vainas se abrían y las semillas flotaban en los charcos  facilitándose así su recogida. Una vez tostadas, las semillas se pasaban por el  molino  de mano, útil especialmente codiciado en las tareas domésticas  de toda Canarias, y el gofio obtenido calmaba el hambre y alimentaba, por lo que gracias a él durante siglos la población ha podido  subsistir en la isla, sobre todo en las épocas de hambrunas.

Fotografías tomadas por los autores

Indiferente a nuestro confinamiento, la naturaleza ha comenzado a recuperar lo que es suyo.

Autores: Antonio Tárraga y Carolina Real.

Por qué me entusiasma el sonido de los pájaros

Ahora empiezo a entender por qué me entusiasma el sonido de los pájaros...

Yo, que ahora vivo en La Punta del Hidalgo (Tenerife), contemplo por las mañanas un drago (Dracaena Draco) que se encuentra frente a mi casa y en el que habita una gran familia de chiviches (mosquitero canario).

(Phylloscopus canariensis) conocido popularmente como Chiviche o Chivichí. Se trata de un mosquitero endémico de las Islas Canarias occidentales.

Una afición, además de oírlos en un concierto mientras me preparo un café, es abrir la puerta y ver cómo recogen los frutos anaranjados que generosamente expulsa este hermoso ejemplar.

Árbol DE Drago En LA Orotava, Tenerife, Fotografías de stock ...
Dracaena Draco

Mi padre, ayer, 16 de mayo de 2020, me envió un mensaje que ponía “los pájaros ya no cantan“. Él, que cada mañana se preparaba un cafecito muy temprano (ahora entiendo por qué lo hago yo) y se sentaba en el comedor de su casa cada día en un ritual que ahora ha desaparecido, ya no escucha el dulce sonido porque en el árbol junto a su casa habita una comunidad o colonia de cotorras Kramer. Mi padre está triste y, a veces, le sale un grado de enfado, ya que no entiende por qué su alegría en el barrio de toda la vida -el coro de los canarios, capirotes o mirlos de cada mañana-, ahora ya no está. Su angustia se ha duplicado con la situación de esta pandemia del COVID-19.

Cotorras Kramer. Foto Valentín Ubalgo García Guadalupe

Creo que es una grave amenaza que estos ejemplares se introduzcan y generen desequilibrios en nuestro medio natural. Pongamos como ejemplo al Parque Rural de Anaga, declarado Reserva de la Biosfera en 2015 ¡No me quiero ni imaginar! es muy preocupante. No olvidemos tampoco que las cotorras Kramer están incluidas en el catálogo de especies exóticas invasoras y, si han podido con los pájaros que habitan en el barrio, pueden llegar a todas partes.

Cotorras Kramer. Foto Valentín Ubalgo García Guadalupe

En otro momento me centraré en la captura de estas aves, en su origen, en el tráfico y comercialización, ahora el tirón de orejas es para los irresponsables que se han aburrido -como siempre pasa- y las han soltado deliberadamente, o ¿se les han escapado?

Quisiera, si me leen los de la Fundación Neotrópico, que hacen una gran labor trasladando las cotorras Kramer a sus instalaciones sin sacrificarlas, que, por favor, le devuelvan a mi padre la sonrisa con el sonido que desde pequeño se ha criado, el sonido de los pájaros, y más en estos tiempo tan difíciles de llevar.

Termino recordando al poeta Miguel Hernández, que murió en prisión y escribió “El gorrión y el prisionero” (Cuento inconcluso) y que comienza diciendo “los gorriones son los niños del aire”.

Autoría: Sonia.

Bacteria mata a miles de pájaros en Alemania; ¿Se transmite a humanos?

REFLEXIONES PLÁSTICAS

Unos días antes de que empezara todo esto del COVID-19, necesitaba unas hojillas de repuesto para mi maquinilla de afeitar, por lo que, aprovechando que estaba en un supermercado, compré un recambio.

Foto: Antonio Tárraga

Esto es lo que compré. Seis recambios, en dos blister cuya capacidad es de cinco, pero ocupados con tres cada uno. Y digo yo: ¿ Por qué no en un blister de a seis directamente? Si es por marketing no lo veo… Lo que si veo es un despilfarro en materias primas a la hora de elaborar un blister de más. Parece una cosa sin importancia, pero si sumamos el conjunto: ¿Cuánto plástico superfluo se elabora? ¿optimización de recursos? Antes esta marca vendía los recambios de a cinco o en múltiplos de cinco, y el envoltorio además era de cartón. ¿Qué ha cambiado?

Como no hay mal que por bien no venga, me doy cuenta también que los cabezales son de plástico recubriendo o soportando las hojillas de afeitar, (y que no son nada baratos). Es hora de buscar alternativas: Navajas de afeitar como antaño, o esas maquinillas de afeitar de una hoja en las que sólo se cambiaba la hojilla. Sin plástico… ¿Alguien me puede dar alguna recomendación? Gracias de antemano y recuerden que pequeñas gotas de agua hacen un océano…

Autor: Antonio Tárraga.

El lado amable de la pandemia

Playas desiertas, …

Camino Punta del Hidalgo
Camino Punta del Hidalgo

Esto es lo que hemos podido observar en nuestro primer día de la fase uno: el camino de Punta Hidalgo hacia la Ermita San Juanito prácticamente vacío de vehículos aparcados o circulando de un sentido a otro. Vacío también de autocaravanas, furgonetas camperizadas o de otro tipo. Esta zona que antes de la pandemia estaba sufriendo cada vez más la presión humana, hoy se presentaba más recuperada, tranquila y espectacular.

En el Fisgón no es que estemos en contra de este tipo de actividades al aire libre. Pero es cierto que la mayoría de los vehículos que se observaban suelen ser bastante viejos, y no era sorprendente encontrarse con manchas de aceite una vez desalojado el estacionamiento.

Por no hablar de esa clase de individuos irrespetuosos con el medio ambiente que abandonaban su basura en el mismo lugar, a pesar de los contenedores que se hayan en la zona. Todo esto se agrava al llegar los meses de verano, debido a los vehículos aparcados o acampados en ambos márgenes del camino, (en la parte más ancha, claro está). Esto acaba dificultando el paso de peatones y de deportistas que utilizan la zona para sus quehaceres.

Camino Punta del Hidalgo
Faro Punta del Hidalgo

Conforme avanzaba la tarde, ya se observaba algún vehículo que otro. Y nos preguntamos: ¿ después de tanto tiempo de confinamiento, lo que más apetece es coger el coche para observar el mar sin bajarnos de él, o llegar hasta dónde el vehículo no pueda ya transitar?

Un consejo: prueben a aparcar el coche en el asfalto, bájense de él, caminen (es fácil, se trata de ir poniendo un pie delante del otro alternativamente, notarán que se desplazan) respiren el aire del mar sin el aditivo de su motor de combustión. Escuchen el ruido del oleaje, del viento sin el impedimento de su equipo de música… Y disfruten.

Autor: Antonio Tárraga.

Confinamiento por COVID-19 redujo 8% de emisiones de CO²

AGRONOTICIAS

Tras la reducción de ocho por ciento en la emisión de dióxido de carbono en todo el planeta, registrada en los primeros cuatro meses de 2020 por el confinamiento internacional que generó la pandemia de COVID-19, el Centro Internacional para estudio del Cambio Climático (CICERO por sus siglas en inglés), con sede en Noruega, dijo que esta circunstancia, única e irrepetible, puede ayudar a ­reencauzar algunas tareas industriales y modificar la inercia que actualmente conduce al planeta a una elevación sin control de la temperatura.

“Existe un fuerte vínculo entre la actividad económica y las emisiones mundiales de dióxido de carbono, debido al predominio de las fuentes de energía de combustibles fósiles. Este acoplamiento sugiere que podríamos estar en una sorpresa inesperada debido a la pandemia de coronavirus: una desaceleración de las emisiones de dióxido de carbono debido a la reducción del consumo de energía”, explicó el Centro CICERO.

La…

Ver la entrada original 468 palabras más

La Sabina Canaria. Historia y leyenda

La Sabina Canaria es un arbusto, variante de la sabina mediterránea (Juniperus phoenicea), que se encuentra en las islas de La Gomera, La Palma, Tenerife, Gran Canaria y El Hierro, siendo el símbolo vegetal de esta última.

La Sabina Canaria aparece en el escudo de Frontera, municipio de El Hierro.

En la actualidad hay bastantes ejemplares de sabina canaria en las islas de La Gomera, donde se halla el sabinar más extenso y mejor conservado, el sabinar de Vallehermoso, y en El Hierro, donde encontramos el paraje de la Dehesa con el sabinar más famoso de Canarias. Se observan en menor medida en la Palma y Tenerife, donde su presencia destaca en Anaga, y en Gran Canaria, donde debió de ser una especie muy abundante en el pasado, pero hoy en día es muy escasa.

El Sabinar
El Sabinar de El Hierro

Las sabinas retorcidas que se encuentran en la isla de El Hierro ofrecen una forma muy curiosa por la fuerza del viento a la que se ven sometidas a lo largo del tiempo. Su imagen ha dado lugar a muchas leyendas locales, llegándose a hablar de un bosque encantado.

Allá, en la soledad profunda y dormida de La Dehesa, se encuentra una de las zonas más hermosas y apartadas de la isla de El Hierro. El intenso ulular del viento sacude de manera perpetua este paraje, envuelto en un manto de misterio y magia. Es El Sabinar, el bosque encantado. Las milenarias sabinas son el testigo fiel de la lucha del pueblo herreño contra los elementos. Sus ramas, duras y retorcidas, acarician el suelo castigadas por el eterno alisio que sacude este lugar. La sabina es el emblema de la isla y forma parte del escudo de El Hierro. Ya los aborígenes empleaban esta madera, muy apreciada, para hacer herramientas, adornos, tablones funerarios, armas; los pobladores que vinieron después, también la usaron para fabricar los dinteles de las puertas, las cancelas para impedir el paso al ganado… Los ejemplares llegan a medir unos 8 metros de altura (los hay más altos) y con sus gruesos troncos se arrastran por el suelo convirtiendo esta zona en un lugar bello y fantasmagórico.

Los artesanos isleños han utilizado esta magnífica madera para fabricar barricas de vino, herramientas, aperos de labranza, armas, adornos personales, mobiliario o para la construcción de techumbres de cuevas, artesonados y vigas para los techos de casas tradicionales. Con las raíces de la sabina se fabricaron también cazoletas de pipa o cachimba, y su leña, de alto poder calorífico y muy aromática cuando arde, fue a menudo utilizada para cocinar. Así, el escritor y naturalista canario José de Viera y Clavijo señalaba, hace ya más de dos siglos, que, para la obtención de leña, «se han ido talando imprudentemente las antiguas espesuras de este arbusto tan acreedor a la común estimación».

SABINA I (JUNIPERUS TURBINATA SSP. CANARIENSIS) | Medio Ambiente ...
Juniperus turbinata

Tiene usos medicinales y se le atribuyen propiedades antisépticas y sudoríficas. Con las ramillas cocidas de la sabina, los pastores canarios lavaban las ubres de ovejas, cabras y bovinos para curar la tetera o mastitis.

Juniperus es el nombre que los romanos daban a los enebros y a su madera. El término deriva del latín iunior “más joven” y pario “producir”, aunque la raiz hebrea de la palabra implica la idea de “desnudez” o de estar “despojado”. El epíteto turbinatus deriva del adjetivo latino turbinatus, -a, -um, que significa ‘de forma cónica’, que, a su vez, deriva de turbo,-inis “remolino, cono”.

Mitología

Cavalier d'Arpino Acteon

Dado que su nombre científico nos remite a la noción de desnudez, podemos relacionar la Sabina con el mito de Acteón y Artemisa, cuando éste la sorprendió bañándose desnuda en una fuente junto a su séquito de ninfas en medio del bosque y, prendado de su hermosura, no pudo apartar los ojos de ella. Artemisa, diosa virgen y consagrada a la caza, se enfureció hasta tal punto que convirtió a Acteón en un ciervo. El pobre voyeur terminó siendo devorado por sus propios perros. Un final trágico sin lugar a dudas.

Aquí les dejo el texto de Higinio, autor latino de fábulas:

Cuando Diana[Artemisa] en el muy umbrío valle de Gargafia, en el tiempo estival, cansada a causa de su asidua dedicación a la caza se bañaba en la fuente llamada Partenio, Acteón, el nieto de Cadmo e hijo de Aristeo y Autónoe, buscando este mismo lugar para refrescarse él y sus perros a los que había ejercitado mientras perseguía fieras, posó su vista en la diosa; él, sin poder hablar, fue convertido en ciervo por la diosa. De este modo, tomado por un ciervo, fue despedazado por sus propios perros.” (Higinio, Fábulas, 181)

Autoría: Carolina Real.

¿Va a faltar comida en nuestra mesa?

AGRONOTICIAS

El camino que siguen los alimentos para llegar del campo hasta nuestras mesas involucra a una extensa red de actores y conexiones: productores, proveedores de insumos agrícolas, procesamiento de alimentos, almacenamiento, transporte, distribución y puesta a disposición del consumidor en los puntos de venta.

Esa extensa red que garantiza nuestro abastecimiento alimentario afronta una mayor complejidad en nuestros días, a medida que van aumentando los casos de contagio por el virus COVID-19 y los Gobiernos toman acciones más restrictivas para contener su propagación y salvaguardar la salud de sus ciudadanos. Esto ha llevado a muchas personas a preocuparse y preguntarse si va a faltar comida en nuestras mesas.

Ante esto, es importante destacar que hasta el momento las interrupciones en el suministro de alimentos han sido mínimas y muy puntuales, ya que el funcionamiento de los mercados se ha mantenido relativamente estable. Los stocks  globales de cereales están en uno…

Ver la entrada original 925 palabras más

CORONA VIRUS Y ECOLOGÍA

En estos días tan difíciles que nos toca pasar, seguramente el medio ambiente y la ecología pasen a un segundo plano en nuestras prioridades. Sin embargo esto pasará, pero los males del planeta en el que vivimos no.

Es por ello que El Fisgón no baja la guardia, sigue buceando y alerta ante noticias interesantes y relacionadas con el medio ambiente. Hoy os traemos un interesante post sobre la relación entre la actividad humana y las pandemias como la que ocupa la actualidad.

El post se titula : “Contra las pandemias ¡la ecología!: ¿de dónde viene el coronavirus?” escrito en el blog “la garbancita ecológica”. En él, se habla sobre cómo la actividad humana tal como: la deforestación, la urbanización descontrolada y la industrialización desenfrenada, producen una interacción entre los seres humanos y animales salvajes. Los medios de comunicación se apresuran en hacernos creer que estos animales salvajes estan llenos de agentes patógenos mortales listos a contaminarnos. En realidad, los microbios conviven en ellos sin originarles ningún daño.

El problema esta en otra parte: con la actividad humana mencionada anteriormente, ofrecimos la oportunidad a esos microbios de llegar al cuerpo humano y adaptarse. Dejan de ser benignos y pasan a ser agentes patógenos mortiferos. Desde 1940, centenares de microbios patógenos aparecieron o reaparecieron en regiones donde, a veces, jamás habían sido observados antes. Es el caso del HIV, del Ébola en África Occidental, o incluso del Zika en el continente americano….

Para saber más, pincha el siguiente enlace:https://lagarbancitaecologica.org/informacion-alimentaria/contra-las-pandemias-la-ecologia-de-donde-viene-el-coronavirus/

Autor: Antonio Tárraga.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora